Entregarse.

Déjate guiar y apoyar por quien sabe, mejor que tu, lo que necesitas. Dios.
Déjate guiar y apoyar por quien sabe, mejor que tu, lo que necesitas. Dios.

Resistirme a los designios de Dios es algo que causa mucho dolor, no solo en el espíritu, que de por sí, es una expresión equivocada, sino en mi cuerpo emocional, el del ego para ser exactos. Pero mas allá de la inconformidad o frustración que me llevan a la rabia o el dolor que termina en tristeza, mi cuerpo físico se resiente con dolores decabeza o la molestia más frecuente, contracturas musculares.

Ignorar mi dolor ocasiona mayor confusión y me aleja del plan de Dios, que indudablemente se parece más a lo que necesito que a lo que quiero.

La invitación de hoy: Entiende que hay una diferencia importante entre persistencia y terquedad, puedes identificar la diferencia por la manera como te sientes, emocional y físicamente. No generes más dolor del necesario, toma la decisión que favorezca tu bienestar.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s