Llenando vacíos.

Existen maneras muy efectivas de llenar los espacios que sentimos vacíos.

Siento que tengo espacios que no se pueden llenar con nada de este mundo, solo con Dios, pero resulta que llenar mis espacios con la presencia de Dios se hace cuesta arriba si doy cabida a la emocionalidad descontrolada que los egos promueven a través de pensamientos sobre el pasado o el futuro, llenos de tristezas, culpas o ansiedad.

Hay vacíos con los que tengo que aprender a vivir.

Siempre tengo la opción de llenar mis vacíos con lo que guste, se de algunos que prefieren intentar llenarlos con humo que se esfuma pronto, otros con alcohol que se evapora sin dejar residuo alguno, drogas, trabajo excesivo y otros vicios son parte de los sustitutos. Pero aprendí que también puedo llenarlos de Dios o de mí, a través de la meditación y la oración, materiales mucho más efectivos que los nombrados anteriormente.

La invitación de hoy: Identifica tus espacios vacíos y  también con que estás intentando llenarlos fallidamente, ¿listo, ya lo tienes? Perfecto, ahora prueba encontrar centro con ejercicios de meditación u oración y cuéntanos tus resultados.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s