Hablando de soltar – Reconciliate.

Hablando de soltar - Reconciliate
Es tiempo de ir soltando, si ya lo haces, solo recuerda que nunca soltamos suficiente.

Recientemente encontré este escrito, extracto del libro “Sutra Sagrada, Lluvia de Nectar de la Verdad” por Masaharu Taniguchi, un japonés nuevo pensador quien lideró en el año de 1930 la creación de la revista Seicho-no-ie (hogar de la vida infinita, sabiduría y abundancia), la cual se transformó en un movimiento que creció durante la década del 30 y que a pesar de haber sido reprimido durante la II Guerra Mundial, se expandió a lo largo de japón y el mundo, superando el millón y medio de seguidores y con 442 sedes en diversos países, aunque la mayoría se encuentran en el país de origen, Japón.

“Reconcíliate con todas las cosas del cielo y la tierra. Cuando te reconcilies verdaderamente con todas las cosas del cielo y la tierra, todo será tu amigo. Cuando el Universo se vuelva tu amigo, nada en el Universo podrá causarte daño. Si eres herido por algo o si eres afectado por microbios o por espíritus bajos, es prueba de que no estas reconciliado con todas las cosas del cielo y de la tierra. Reflexiona y reconcíliate. Esta es la razón por la cual te enseñé una vez, que era necesario reconciliarte con tus hermanos antes de llevar ofrendas al altar. Entre tus hermanos, los más importantes son tus padres. Aunque agradezcas a Dios, si no consigues, agradecer a tus padres, no estás en conformidad con la voluntad de Dios. Reconcíliate con todas las cosas del Universo. La reconciliación verdadera no se obtiene por la tolerancia ni por la condescendencia.

Ser tolerante o ser condescendiente no significa estar en armonía desde el fondo del corazón. La reconciliación verdadera será obtenida con el agradecimiento recíproco. Aunque agradezcas a Dios, aquel que no agradece a todas las cosas del cielo y la tierra no consolida la reconciliación con todas las cosas del cielo y la tierra. No habiendo la reconciliación con todas las cosas del Universo, aunque Dios quiera ayudarte, las vibraciones mentales de la dimensión no te permiten captar las ondas de salvación de Dios.

Agradece a tu padre y a tu madre. Agradece a tu esposo o a tu esposa. Agradece a tus hijos. Agradece a tus empleados domésticos. Agradece a todas las personas. Agradece a todas las cosas del cielo y de la tierra. Solamente dentro de este sentimiento de gratitud es que podrás verme y recibir mi salvación. Como Soy el Todo de Todo, estaré manifestando dentro de aquel que se encuentre reconciliado con todas las cosas del cielo y la tierra. No soy presencia que pueda ser vista aquí o allá. Por eso no me incorporo en médiums. No pienses que, llamando a Dios a través de un médium, Dios se revele. Si quieres llamarme, reconcíliate con todas las cosas del cielo y la tierra y llama por mí. Porque Soy Amor, al reconciliarte con todas las cosas del cielo y la tierra, ahí entonces me revelaré.”

Seguramente ya conoces de todo lo anterior, solo queda ponerlo en práctica.

La invitación de hoy: Suelta.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s