La misión, si decides aceptarla.

Tu misio si decides aceptarla
¿La aceptas?

Esta frase la escuché por mucho tiempo en varias oportunidades, de una persona muy querida, durante mis inicios en el camino de expansión de mi consciencia. A cada evento de conflicto que ocurría en mi vida, luego de una extensa y muy apasionante conversación, terminaba por aceptar mi cuota de responsabilidad en todo aquello. Pero, una vez llegado ese punto, una vez agotados todos los argumentos y excusas, solo quedaba una frase por decir.

Que fastidio saber que el responsable de todo en mi vida, soy yo.

Con el tiempo, la aceptación subió de nivel y ya no había cabida para tantos argumentos, pero persistía la incomodidad de no poder culpar a nadie más que a mi por lo ocurrido y sus consecuencias. De verdad, a pesar de aceptar el hecho, el peso de la responsabilidad seguía incomodando, lo que era una clara señal de la ausencia de internalización de la información.

No basta con saber, tampoco con saber y aceptar, es menester hacer propia la información, al punto de tenerla como una forma de ser, como parte de nuestra personalidad.

Y si, es un fastidio saber, porque de esta manera no tenemos la posibilidad de culpar a nadie más que a nosotros mismos. Pero resulta que, la solución tampoco es culparnos, sino responsabilizarnos. Al culparnos, entra en juego los egos y con ellos, los pensamientos limitantes, de autocastigo y no merecimiento. Mientras que, al responsabilizarnos, asumimos el reto de la transformación para mejorar a través de los aprendizajes.

Internalizar la responsabilidad de nuestro entorno, es parte de l proceso de expansión de consciencia.

Como siempre, la tarea no es sencilla, pero a su vez, tampoco es complicada. Requiere de mucha voluntad y disposición al cambio y también de tener una idea clara de como conseguirla. Estas ideas están, tal como mencioné ayer, escritas en detalle en infinidad de libros, por una cantidad igualmente grande de autores. La variedad es tal, que hay para todos los gustos y maneras. La clave es, querer cambiar.

La invitación de hoy: Como siempre, la misión, si decides aceptarla, es lograr la transformación a través de un cambio en tu sistema de creencias, el cual deberás confrontar. En caso de ser capturado, tus egos se encargarán de justificar tus acciones y regresarte al punto de origen, sin mayores inconvenientes.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

2 comentarios en “La misión, si decides aceptarla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s