Distracciones.

Distracciones
Así me imagino la mente de alguien que dice “Hay que estar informado”.

Que si las vacunas contra el covid, si no, son las tragedias ambientales, que parecieran haberse puesto de moda. Tal vez sea la situación económica del país en el que estemos viviendo (claro, ya no somos ciudadanos de un solo lugar) o tal vez, la última serie anunciada el cualquiera de los canales dedicados a la materia, por supuesto, la internet y las redes sociales al frente el proceso como los principales distribuidores de información. Sin ánimos de darle alas al tema de las conspiraciones, en verdad todo pareciera estar diseñado para que nos alejemos de las cosas verdaderamente importantes.

Más allá de la existencia o no de una conspiración, está el hecho real que, nos dejamos distraer por la información.

Claro, a estas alturas habrá todavía quienes argumenten cosas como “Es que hay que estar informados”. ¿En verdad? Mi respuesta a esta pregunta siempre estará sesgada por el mal hábito de jamás leer noticias. De cualquier manera, siempre me preguntaré, ¿cómo eso de estar pendiente de si hay una vacuna o no, tranquilizará mi vida? Claro, lo hará, siempre y cuando haya perdido la calma por ello o mejor dicho, que haya permitido que algún agente externo la alterara. Mi paz es mía, así como le pertenece a cada quien la suya.

Pero ¿Cómo vivir en un mundo convulso sin que me afecte, sin distraerme?

La respuesta es super compleja, ya que se requiere un alto grado de consciencia y el entendimiento interno del rol que se tiene en todo el escenario que se muestra ante nosotros. Nada sencillo de alcanzar, pero no inalcanzable. Aquí entra en juego la fábula Cherokee sobre los lobos, aquella que comienza diciendo que, “Dentro de todos nosotros hay dos lobos, uno bueno y otro malo…” y que al final concluye indicando que, en la batalla entre ambos, siempre ganará el lobo que más y mejor sea alimentado.

Entonces ¿Cuál lobo alimentas más? Aquel que genera miedo e incertidumbre (con noticias verdaderas y falsas) o el que te da paz y te permite percibir sosiego y calma ante cualquier situación (tu verdadero SER).

Todo dependerá de lo que verdaderamente persigamos. Digan lo que digan, eso de estar informados es una creencia, una que nos mantiene distraídos buscando información y atentos a acontecimientos que, ya sea que puedan o no ocurrir, están bastante lejos de mi área de influencia como para generar un cambio en la noticia. Todo esto sin dejar de lado que, día tras día se hace más complicada de encontrar información veraz y a veces, entenderlas, también es todo un reto.

La invitación de hoy: Entiende que, no hay nada de malo en leer noticias, pero si, en la afición por estas, ya que la información, al menos hoy en día, está supeditada al criterio de quien controla el medio de comunicación (eso ya no es un secreto para nadie). Entonces, observa la noticia, procura entender tu rol en esa situación y te darás cuenta que, en la mayoría de los casos, tu incidencia sobre ese hecho es poco menos que despreciable (en cuanto al impacto de tus acciones).

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s