Inspiración II

Nuestra mente sencillamente no comprende cuando la inspiración se hace cargo.
Nuestra mente sencillamente no comprende cuando la inspiración se hace cargo.

La inspiración es divina y para sentirla solo necesitamos conectarnos con esa esencia que es nuestra y que siempre ha estado, está y estará con nosotros. Es como conectarse con una fuente infinita de energía que, sin lugar a dudas, genera una mezcla indescriptible de emociones. Una alegría que dan ganas de llorar, o una rabia que transmite felicidad entusiasta. Guao, vaya sensación esta de andar inspirado.

Al que está inspirado no lo para nadie, al que an Sigue leyendo