Guardando emociones.

Guardando emociones
Las emociones se viven y se dejan, porque más que joyas, son cargas. así que no las guardes.

Este es otro tema compartido ampliamente en Conexión Permanente, aunque de manera indirecta, cuando les invito a soltar. Verás, guardar emociones, por positivas que te parezcan, es como ir a una fiesta y mantener el vino que te dieron al principio, porque te parece tan bueno que no lo quieres gastar. En todo caso, solo te quedarás con esa copa, la cual se añejará y perderá sabor con el paso del tiempo, convirtiéndose en Sigue leyendo