Ciego.

Ver nuestras heridas es la mejor manera de sanar, no querer hacerlos nos mantiene en el victimismo.
Ver nuestras heridas es la mejor manera de sanar, no querer hacerlos nos mantiene en el victimismo.

Hay hechos y realidades de nuestra vida que suelen ser muy dolorosos, nos causan sufrimiento y para empeorar la situación, fueron causadas por nuestras propias decisiones. Quizás esto sea lo más complicado de aceptar. El que vivas en lugar que no te guste o que tu pareja termine no siendo lo que “esperabas”; que otras personas como empleados, hijos, alumnos, etc… no hagan Sigue leyendo

Anuncios