Ciego.

Ver nuestras heridas es la mejor manera de sanar, no querer hacerlos nos mantiene en el victimismo.
Ver nuestras heridas es la mejor manera de sanar, no querer hacerlos nos mantiene en el victimismo.

Hay hechos y realidades de nuestra vida que suelen ser muy dolorosos, nos causan sufrimiento y para empeorar la situación, fueron causadas por nuestras propias decisiones. Quizás esto sea lo más complicado de aceptar. El que vivas en lugar que no te guste o que tu pareja termine no siendo lo que “esperabas”; que otras personas como empleados, hijos, alumnos, etc… no hagan lo que “a ti te parece” que es lo mejor para ellos; parecieran ser situaciones que escapan de nuestro control y ocasionadas por entes externos.

Es bastante complicado que una persona que no quiera ver algo, lo vea. Especialmente nosotros mismos a nuestras realidades ocultas. Si, esas que cada quien sabe cuáles son. Podemos pensar que somos exitosos y de hecho aparentar que no nos afectan algunas situaciones, pero siempre hay algo que está oculto y tenemos en la caja de los recuerdo etiquetada en la tapa indicando “para no recordar”. El problema es que mientras esas memorias estén guardadas, operarán como los químicos tóxicos enterrados en barriles de plomo. Sin importar cuan blindado esté el envase, el tiempo hará mella en él y terminará por romperlo, roguemos a Dios que más temprano que tarde. Cuando este se rompe, optamos por hacernos los ciegos hasta que la luz de la lección sea tan poderosa que nos invite a verla. Considera lo siguiente.

Solo el resplandor de la verdad te puede sacar de la ceguera y ponerte en la senda correcta.
Solo el resplandor de la verdad te puede sacar de la ceguera y ponerte en la senda correcta.
  • Vivir la vida en tinieblas es más una condición mental que una condición física, la negación personal sobre un hecho es una decisión personal, casi siempre inconsciente.
  • El dicho reza “No hay peor ciego que el que no quiere ver” y esto es muy cierto. Dejamos de ver algo para evitar ser lastimados y esto es válido, pero al igual que las inyecciones, una vez que miras el hecho, te das cuenta que dolerá en la medida que estés tenso por él.
  • Vivir ciegos nos mantiene en la condición de víctimas generada  por alguno de nuestros egos. Pero el victimismo nos mantiene viviendo en círculos viciosos de autodestrucción y sabotaje.
  • Si te sientes víctima de algo, ten presente que no hay víctimas tan inocentes, estas siempre son responsables de una parte importante del hecho.

Si vives ciego por mucho tiempo, puede que termines sentado a orillas del camino en espera de que alguien pase y te ayude, en ese preciso instante solo la FE te sacará de la oscuridad y podrás ver tu parte en todo, tu lección.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s