En inercia.

En inercia
La inercia de la pereza es complicada de superar. Pero es necesario ponernos en acción.

Sabemos que ha comenzado un nuevo año y la mayoría tiene su atención en la recuperación de la normalidad, los viajes, las reuniones grupales, el trabajo en la oficina. Los motivos son, como siempre, inmensamente variados, pero todos ansían retornar a lo que era normal. De cualquier manera, queriéndolo o no, hemos querido mantener algo de esa Sigue leyendo