Percibirlo todo

Percibe todo
Percibir todo es por mucho, la tarea más complicada que podamos emprender. Como siempre, bien merece el esfuerzo.

Uno de nuestros deportes favoritos en la vida es orar y pedir a Dios, cosas que creemos que necesitar, incluso pedimos cosas extrañas como paciencia o fuerza, deseando que él/ella, venga y con un chasquido de dedos, pudiera darnos eso que, paradójicamente, ya tenemos. Por eso es que cuando pedimos cosas como estas, se nos hace la idea que pedimos y no conseguimos recibir eso que tanto necesitamos. De seguro, al igual que yo, te Sigue leyendo

El día siempre llega.

A todos nos ha ocurrido que por azares de la vida, nos vemos involucrados en alguna situación que requiere un enfrentamiento con eso a lo que siempre le hemos temido. Así nos encontramos en algún momento, aterrorizados por que vamos a defender una tesis de grado o porque vamos a bailar frente a un grupo de personas, incluso el día en que enfrentamos uno de los mayores y comunes miedos de la humanidad llega, el día de la muerte.

Solo mantente preparado, porque el día de enfrentarte, siempre llegará
Solo mantente preparado, porque el día de enfrentarte, siempre llegará

Pero hablemos de vida, ya que son esos momentos en los que nos llenamos de valor y nos colocamos frente a nosotros mismos, sin importar las razones que nos llevaron a esa situación, terminamos tomando aire y dando el paso, lanzándonos a lo desconocido e iniciando un cambio verdaderamente importante en nuestras vidas. Para muestra, recuerda ese logro que te hizo sentir tan orgulloso de ti. Cuando aprobaste la tesis de la que hablábamos antes, o recibes comentarios positivos por alguna conferencia magistral que hayas dictado.

Sin importar las frustraciones o fallas que hayan podido existir en el camino, la satisfacción de haber superado a tus propios miedos es tan grande que cualquier inconveniente pasa a ser totalmente despreciable. Ahora bien, ¿Cómo te sientes el día de hoy? Atrapado en algún círculo de emociones limitantes o pleno y satisfecho por algún logro. ¿Qué día no ha llegado porque evades ese enfrentamiento contigo mismo? enfrentar nuestros miedos es la manera como logramos obtener de nosotros, no solo momentos felices sino la fuerzas e inspiración para mantenernos en acción.

Todo lo mejor para ti.-