Una vez dominado el silencio.

Dominado el silencio
La maestría se logra, solo con la práctica disciplinada.

Alcanzar la maestría en el dominio del silencio, nos ofrece una herramienta poderosa, ya que, al lograrlo, podemos entrar en contacto, no con nuestra intuición, sino con la sabiduría interna, que es más certera y precisa que la intuición. Esta sabiduría está directamente relacionada a la conexión con Dios, a esas instrucciones que recibimos a cada Sigue leyendo