Aceptar y aprender.

Al momento de aceptar que tener razón no te guía al destino que deseas, es cuando puedes cambiar de rumbo.

En ciertos puntos del camino algunas situaciones me han mostrado mis equivocaciones, en otros, no las he visto, al menos no de frente, principalmente porque no creo estar equivocado. Aceptar para aprender es la frase que he venido escuchando repetidas veces de quien hoy es mi socio y mentor en los negocios, amigo y guía en mi camino espiritual. “Acepta para que aprendas” me repite en esos momentos particulares en los que niego alguna equivocación o mantengo un comportamiento contrario a la esencia de lo que verdaderamente soy.

Debo admitir que es complicado salir del ego y las emociones que me invitan a querer tener la razón, pero una vez superados, puedo aceptar lo adverso de mi posición y entonces, la lección aparece como por arte de magia.

Aceptar es algo complicado cuando vivo en el ego, perdido en el mundo de los pensamientos que viajan incesantemente del pasado al presente, castigando o angustiando mi estado de paz para alejarme de la luz y con ello, del camino hacia mi realización personal.

La invitación de hoy: Acepta para que aprendas.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s