Haciendo primero lo primero.

Hacer primero lo primero
Primero la consciencia.

Muchas cosas están sucediendo al mismo tiempo, eventos conocidos y otros inesperados. Los planes se siguen, pero los resultados, en la mayoría de las oportunidades, no aparecen o simplemente no se dan. Nuestras expectativas raramente son satisfechas y la emocionalidad se altera en la medida que, el miedo y la ansiedad se van a apoderando de la consciencia de muchos.

Todo requiere su tiempo, aunque este no esté sincronizado con nuestras expectativas o experiencias del pasado.

Todo nos lleva por un camino, el del autoencuentro. No es sencillo darse cuenta de esto, ya que, sin saber, sin querer, por el puro hábito, nos dejamos seducir por la frustración y la rabia que aparecen cuando las cosas no suceden cuando y como queremos. Es poco importante el hecho que admitamos saber que las cosas son de tal o cual manera, no nos ayuda del todo. En parte funciona como aliciente, pero sin darnos cuenta, terminamos por ceder ante nuestras viejas costumbres.

En la medida que damos espacio a la consciencia, la emocionalidad alterada disminuye su influencia y es entonces cuando podemos avanzar.

Pero la consciencia está para ser expandida y esto, necesariamente, requiere de atención a lo interno, a lo propio. Aquello donde nadie más que nosotros mismos podemos atender. Aun así, no lo atendemos y como siempre he dicho en este espacio, si no hacemos lo que corresponde, la vida nos empuja. La crisis del virus nos ha hecho desacelerar, también nos ha encerrado y pese a la necesidad de mantener el ritmo, las complicaciones se acumulan para hacerles retroceder.

Algunos egos se exasperan y hacen que busquemos celebraciones, apoyo externo, pero la consciencia nos dicta otras acciones.

No se trata que nos hayamos vuelto antisociales, tampoco que el deseo de juntarnos desapareciera como por arte de magia, es que atendemos a un llamado superior. Un llamado que no entendemos y al que poco le prestamos la atención debida, en el sentido de su razón de ser. Existe para impulsarnos, no para aislarnos. Existe para expandir la consciencia, no para crear frustración.

La invitación de hoy: Atiende lo verdaderamente importante. Se trata de hacer, como nos invitaba StephenCovey en su libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Hacer primero lo primero. Haz a partir de hoy, primero lo primero y luego atiende tus asuntos de la malla ilusoria.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias.

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s