Camino pedregoso.

camino pedregoso
¿Qué tan accidentado es el camino que estás andando?

De alguna manera, todos tenemos problemas, situaciones por resolver que, a la larga, terminamos por superar y obteniendo como efecto residual o como efecto secundario, un crecimiento en sabiduría. Si, conocimiento también, pero la sabiduría es mucho más que saber los tecnicismos de algún hecho o realidad. Esta, nos expande la perspectiva y amplía el horizonte de posibilidades y recursos a la hora de enfrentar nuevamente esa u otra adversidad.

Durante todo el recorrido de nuestras vidas nos encontramos con obstáculos y molestias, incomodidades que, muchas veces repetimos, solo por el puro gusto de hacerlo.

Esto de repetir adversidades es un tema harto complejo, así que quedará para otra próxima publicación. Mientras, continuemos. Pudiéramos decir que las adversidades son piedras en el camino, algunas son “enormes” o al menos eso creemos. Otras, por el contrario, no son tan grandes, pero si recurrentes, lo que las hace también complejas de atender ya que, son difíciles de identificar como molestias. Estas últimas pudiéramos decir que son nuestra “área de confort”, ya que, no importa cuan incómodas sean, nosotros nos sentimos a gusto teniéndolas.

Llega un punto en el que nos damos cuenta que, andar por caminos pedregosos, más que una circunstancia, es una decisión.

Es así como en la medida que avanzamos y vamos adquiriendo sabiduría, nos damos cuenta que hay obstáculos que están allí, simplemente porque hemos decidido que así sea. Pero al darnos cuenta de este hecho, comenzamos a cambiar de rumbo y dejamos de enfrentarnos a este y buscamos alternativas para sortearlo. Bien sea que lo rodeemos, lo saltamos o simplemente cambiamos de ruta. Esto, no empodera y abre paso a nuevas opciones y alternativas que, amen de haber estado allí siempre, es en ese preciso momento, cuando somos capaces de apreciarlas.

Es momento de allanar el camino.

Todo el trabajo que hemos estado sugiriendo, contribuye de manera importante a que nuestro camino sea menos accidentado y en consecuencia, pleno de alternativas y con una visión tanto amplia como extensa.

La invitación de hoy: Si ya iniciaste tus prácticas, perfecto, no desfallezcas, si no has comenzado, pues inicia hoy mismo.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Un comentario en “Camino pedregoso.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s