El camino de la espiritualidad II.

Camino de la espiritualidad II
Recorrer este camino requiere de dedicación, esfuerzo y disciplina.

Tal como comentaba en mi artículo del 22 de Mayo del 2013, De viaje al Corazón III “… el camino espiritual dista mucho de ser un lecho de pétalos de rosa. Todo lo contrario, es un camino rocoso, empinado y que nos exige dar el máximo posible de nuestro potencial…” En tal sentido, esto es así para que podamos desarrollar todas nuestras potencialidades, casi siempre ocultas a simple vista.

Iniciar este camino es al carácter, lo que entrenar en un gimnasio es al sistema muscular y óseo.

Cuando vamos al gym a entrenar, el ácido láctico hace de nosotros almacén de dolor ambulante. Nuestros músculos duelen y en algunos casos, por desconocimiento, hasta nos limitan el movimiento. Pues el camino de la espiritualidad es igual, solo que el dolor es ocasionado por las emociones alteradas (ácido láctico) y el sufrimiento no es físico, sino mental.

Pero todo ese dolor, cuando al fin logramos superarlo, nos ofrece un empuje enorme hacia lo que deseamos. Reiniciamos con más fuerzas, con más entusiasmo y por supuesto, con mucha más sabiduría.

Esta última, la sabiduría adquirida, es muchas veces mal interpretada y sacada de contexto, llevándonos de vuelta al inicio, a repetir la historia, esta vez con actores diferentes, pero interpretando los mismos personajes. Lo malo de este ciclo es que, si no lo paramos a tiempo, las emociones alteradas pueden generar cúmulos de energía que, a la larga, ocasionarán lesiones severas a nuestro organismo en forma de enfermedades, algunas veces, terminales.

Pero, aun así, es menester comenzar a hacernos responsables e iniciar el proceso de despertar cuanto antes.

Tal y como les comentaba en el artículo de ayer, esto de la expansión de la consciencia es algo inevitable y no importa si estás o no despierto, incluso si quieres o no despertar. De igual manera, tu consciencia evoluciona y la decisión de hacerlo a través del sufrimiento o desde la contemplación es únicamente tuya.

La invitación de hoy: Si tomas la decisión de despertar, recuerda que este camino dista mucho de ser un campamento vacacional. Es más parecido a un bootcamp de entrenamiento militar. Eso si, la diferencia en los resultados de transformación, no se pueden describir con palabras.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s