Crecimiento espiritual, el comienzo.

Crecimiento espiritual - el comienzo
Ya es tiempo de comenzar.

Mucho es lo que se ha escrito a lo largo de toda la historia de la humanidad, sobre el camino de la espiritualidad. Desde sus bondades hasta lo que se requiere para poder avanzar y lograr la conexión con la fuente de todo lo posible. Pero en este caso, no me refiero a la fuente de riquezas inagotables, tampoco de paciencia o fortaleza, que son los temas más recurrentes a la hora de “pedir” algo a la providencia.

En este caso, me refiero a fuente infinita de sabiduría, conocimiento, discernimiento y comprensión de todo lo que es.

Pero siempre nos centramos en las necesidades, en lo que el ego demanda, en lo que nuestra mente formada por circunstancias limitadas, nos enseña a creer. La mayoría de las veces, creemos en verdades a medias, en otras tantas, en mentiras consumadas en realidad, por el simple hecho que, muchos o la mayoría lo cree así o peor aún, porque siempre se ha hecho de esa manera.

No todo lo que creemos es verdad, a veces, no es más que una mentira disfrazada con argumentos y explicaciones.

A la luz de descubrimientos y experiencias propias, he tomado la decisión de transmitir algo de información que parece, tal como escribí hace unos días, contraria o chocante con los sistemas de creencias establecidos, mucha de esta, resuena en el interior de cada quien, con una frecuencia e intensidad personal que, al mismo tiempo, contraviene los patrones establecidos. En algunos casos, se muestra la disposición y con ella, aparece el entendimiento. Pero en la mayoría, la sola idea de confrontar lo que se cree como verdad, se transforma en una reacción de rechazo inexplicable.

Lo nuevo, lo diferente, no es malo ni contrario. Si te atreves a cambiar tu punto de vista, entonces, lo nuevo y diferente, puede ser complementario.

Pero este es el reto, poder cambiar la óptica. Alcanzar una mirada fresca es más complejo de lo que podamos imaginar. Por mucho que te digan y repitan, nada sucederá hasta que la chispa se encienda dentro de ti y esto solo se logra… Pues no sé cómo se logra, eso es algo que tendrás que descubrir por ti mismo.

La invitación de hoy: Atrévete a descubrirte.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s