De la felicidad a la desesperanza.

Al igual que la felicidad, la desesperanza o cualquier emoción, positiva o negativa, se construyen con las acciones que tomamos en la medida que decidimos los caminos que deseamos transitar. Así, cuando he tomado la decisión de gastar más dinero del que estoy produciendo en un momento determinado, incremento las probabilidades de escases y con ellas, las Sigue leyendo

Anuncios