Perdidos.

Nos sentimos perdidos cuando nos alejamos de la claridad y entramos en pasajes oscuros llenos de lecciones.
Nos sentimos perdidos cuando nos alejamos de la claridad y entramos en pasajes oscuros llenos de lecciones.

Llegan momentos en la vida en los que las pruebas se ponen muy intensas tanto que no nos damos cuenta ni siquiera donde estamos parados y más aún, no sabemos cómo salir de ese momento. Pudiéramos decir que estamos perdidos.

Pero nunca estamos completamente extraviados, quizás un poco desorientados pero nunca perdidos. Perdemos el sentido de dirección cuando dejamos de ver nuestras metas básicamente por la desmotivación que aparece cuando las cosas no salen como esperamos. Irremediablemente, cuando entramos en estos temas volvemos sobre la pista de los siempre elusivos egos.

Hay un principio que nos enseña que la oscuridad no existe y la define como falta de claridad. Pues estar perdidos es irse alejando de la claridad hasta el punto en que nos encontramos en medio de la penumbra, lejos de la fuente. A primera vista pudiéramos decir que esto es “malo” pero en el fondo siempre existe un sentido, acercarnos a un aprendizaje y este a su vez nos lleva a darnos cuenta de que solo cerca de la luz podemos seguir el camino que nos lleve hasta nuestro máximo potencial. Ahora bien ¿Cómo es que nos alejamos de la fuente?

  • Dejándonos atraer por recompensas inmediatas.
  • Permitiendo que los pensamientos de escases se adueñen de nuestra mente y consecuentemente de nuestras emociones.
  • Dejando de hacer las cosas importantes. Esto nos hace llegar a las urgencias que nos distraen de la meta.
  • Dispersando nuestros esfuerzos y llenándonos de actividades que nos generan confort en lugar de actividades productivas.

Y ¿Cómo es que estando perdidos regresamos a la fuente?

Siempre, pero siempre hay luz al final del túnel, solo necesitamos centrarnos y buscarla dentro de nosotros mismos.
Siempre, pero siempre hay luz al final del túnel, solo necesitamos centrarnos y buscarla dentro de nosotros mismos.
  • Volviendo a lo básico, Metas.
  • Enfocando nuestro pensamiento con nuestras acciones.
  • Haciendo trabajo consciente y disciplinado. Esto nos permite observar cuando los egos quieren sabotearnos.
  • Pidiendo apoyo de personas cercanas y queridas, interesadas en nuestro bienestar. Humildad.
  • La oración y/o la meditación, herramientas poderosas para contactarnos con nuestra divinidad.

Al final no existe tal cosa como “Estar Perdidos” al igual que la oscuridad, esto no existe, es solo que nos distraemos en el camino viendo espejismos.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

2 respuestas a “Perdidos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s