De paseo.

No importa lo que quieras en tu mente, el camino para lograrlo siempre será incierto. Confía.
No importa lo que quieras en tu mente, el camino para lograrlo siempre será incierto. Confía.

Ha sido toda una aventura la de escribir para ti a través de mi experiencia. Un camino lleno de incertidumbres y auto-encuentros que han desembocado en una nueva realidad. Una travesía que, amén de ser interesante y muy apasionante, también ha sido muy dura pues me ha tocado presenciar lo escondido, lo que sabía y no quería ver y prestar más atención a los barrotes para darme cuenta de que estaba preso, no fue una experiencia muy agradable, peor aún cuando reconocí en mi al carcelero.

Ya hace poco más de un año, en este mismo espacio hablamos sobre esto en el post “Presos”. Es una sensación espeluznante que requiere de mucho valor enfrentar. Saberse atrapado y luego darse uno cuenta de que es por “voluntad propia”, genera emociones difíciles de explicar y describir. Si entiendo que se haga complicado aceptar, incluso entender eso de que estamos donde estamos porque así lo queremos y no por lo fortuito de las circunstancias. Lo peor es darse cuenta de que mientras más sufres es debido a tu propia resistencia al cambio, uno que debes asumir y operar, muchas veces desde hace bastante tiempo.

Siempre hay señales, confusas casi siempre. Pero las hay, solo toca seguirlas.
Siempre hay señales, confusas casi siempre. Pero las hay, solo toca seguirlas.

A lo largo de la historia de este blog, he hecho mucho énfasis en el cambio; en darse cuenta; en los egos (que todos tenemos) y sobre todo en SER mejores, que no es más que el resultado de trabajar en lo anterior. Hoy lo sé porque experimento a diario la alegría de fluir con la vida. Luego de haberme resistido a los cambios que el camino exigía y darme cuenta a través del sufrimiento y mirar de frente a los miedos que hacían borroso el camino mostrándome paredes donde había caminos. Por supuesto, todo logro requiere trabajo, no solo en terapias, sesiones de coaching y meditaciones. Si, se necesita dedicación para superarse a uno mismo, a los miedos que nos retienen, mucha disciplina es requerida para soltar el control y entregarse a la incertidumbre con certeza.

Cuando tengas miedo, suelta el volante y deja todo en manos del experto. Se Humilde.
Cuando tengas miedo, suelta el volante y deja todo en manos del experto. Se Humilde.

De cara a este nuevo año solo me queda invitarte a salir de paseo, dejar tu zona de comodidad y aventurarte a lo incierto sin querer controlar. No a no medir riesgos, solo a vivir el momento sin expectativas de perfección. A entender que el sufrimiento es una decisión que asumes cuando quieres controlar el camino y que los miedos, por trillado que te parezca la frase, no son más que una ilusión. Te invito a confiar en TI y por supuesto en Dios, que es quien, aunque cueste entenderlo, tiene todo controlado para nuestro mayor bien.

Todo lo mejor para ti en el 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s