El dolor.

El dolor 1En algunas terapias se suele decir que cuando aparece el dolor en nuestro cuerpo es porque nos estamos resistiendo emocionalmente a algo. Esto es una verdad muy grande, un ejemplo de ello es el dolor que aparece luego que hacemos ejercicios. Pero ¿cómo son diferentes los dolores de resistirse? La línea es muy delgada.

Una cosa es resistirse por terquedad y la otra es resistirse por la convicción de saber que habrá un logro.

La terquedad es la necesidad de tener la razón, es la ansiedad del reconocimiento y prevalecer sobre otros, incluso ante quien nos guía. Por el contrario, la convicción es la certeza de que al atravesar la adversidad, llegaremos a un destino seguro, guiados por la intuición más que por el deseo.

La convicción proviene de la fe que es guiada por la intuición.
La convicción proviene de la fe que es guiada por la intuición.

Es en la terquedad cuando resistirse genera dolor incomodo, ya que el dolor de la convicción es el del músculo que crece cuando se rompen las fibras.

La invitación para hoy: Medita un poco sobre esta pregunta ¿Estás en ese trabajo; relación; casa; país, por terquedad en tener razón de que no puedes o por la convicción de que es lo mejor para ti? Siempre que creas que puedes, podrás, lo mismo aplica si crees que no puedes. Es una elección. Conócete.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s