Cuando aparecen las dificultades.

La identificas, determinas que la creo o como la atrajiste, aprendes la lección y continuas.

Después de haber estado justificando la queja por lo que me sucede y haberme estado sintiendo cómodo entre las energías de baja vibración, es menester que aparezcan las vicisitudes y los problemas, situaciones que complican la vida y que por supuesto son consecuencia de haber estado atrayéndolas con la queja y otras actitudes que pudiéramos calificar de negativas.

Como bien mencionó mi amigo A.F. en la publicación de mi artículo “La queja” en Linkedin.

“La queja es igual a desconectarte de la felicidad, así de sencillo.”

 

Basta con estar atento para comprender las situaciones problemáticas como lecciones, tal vez no para comenzar a ser más desconfiado de las personas o de la vida, sino para estar más atento a lo que siento y con lo que me conecto.

La invitación de hoy: Hazte consciente de tus emociones, identifícalas, señálalas y descubre que las hace aparecer, luego date cuenta de cómo se apoderan de tus pensamientos haciéndote sentir cómodo en esa vibración. Ahora, sal de allí.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s