Cuando descubres un ego.

Cuando descubres al ego
Los egos aprovecharan cada oportunidad para mantenerte en la emocionalidad alterada y lejos del presente.

Llega un punto en el que los egos, al saberse acorralados, ya no se comportan como chiquillos traviesos al ser descubiertos. Lejos de esconderse, estos, al no encontrar salida luego de la travesura, arremeten con explosiones de temperamento, a todas luces inexplicables para el resto de quienes nos rodean. Incluso, una vez ocurrido el evento, nos cuesta comprender de donde ha salido dicho comportamiento, el cual, a pesar de haber sido reiterativo durante mucho tiempo, nos sorprende como si lo hubiésemos hecho por primera vez.

El tiempo de los egos ha terminado, aun así, es imposible disolverlos, solo podemos verlos y reducir su influencia en nuestras vidas.

Tal y como he indicado en artículos anteriores, nuestra personalidad debe cambiar, ya que, esta no es otra cosa que una ilusión promovida y “sostenida” por nuestros egos. Estos, a través de nuestros pensamientos, nos hacen creer que somos eso que ellos han ido moldeando por años a fuerza de emocionalidad, la cual es por mucho, el camino necesario para avanzar al siguiente nivel. Llegado este tiempo, la vibración de los egos se hace inarmónica al no poder alcanzar los niveles de vibración de nuestros otros cuerpos (alma y espíritu), los que nos ponen en conexión permanente con nuestra divinidad.

Es complicado dejar de ser quienes hemos sido por tanto tiempo, mucho más pensar que no somos eso que pensamos que somos.

Una vez habiendo explotado y dicho o hecho cosas reprochables, entramos en la segunda fase del ego alterado. Esta consiste en colocarnos en una posición de culpa y reproches continuos, llevándonos del pasado hacia el futuro, saltando siempre el presente. Si estás lo suficientemente atento, podrás darte cuenta de este hecho y actuar en consecuencia, en caso contrario, pasaras un rato muy desagradable, tratando de comprender lo que hiciste y en sus consecuencias (pasado y futuro).

El primer paso es regresar al presente.

La invitación de hoy: Evita los pensamientos sobre el futuro o el pasado, entonces el ego no tendrá fuerza y lo que haya acontecido quedará en el pasado, del cual deberás aprender para poder corregir.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s