De la duda a la claridad sobre espiritualidad.

De la duda a la claridad
Del misterio al conocimiento, a la sabiduría y de allí a la espiritualidad.

Puede que las dudas sobre la espiritualidad de estos tiempos, sea originada, tal como mencionamos en el artículo de ayer, esté ocasionada por el desarrollo tecnológico y sus consecuencias en el comportamiento humano frente al conocimiento. Pero ya sea cierto o no, estos tiempos demandan atención sobre el SER individual, su condición en el mundo y especialmente su consciencia.

Como ya he dicho anteriormente, la espiritualidad requiere práctica.

Bien sea que prediques y practiques alguna religión como la Fe Católica, o realices tus ejercicios en alguna escuela ancestral como el Yoga o el Tai Chi, comprende que es menester mantener la disciplina tanto en la práctica como en el estudio profundo y consciente del conocimiento, tal como lo hacen quienes estudian y practican en escuelas iniciáticas como la Masonería. Las religiones y las escuelas funcionan como una guía para llegar al centro de la espiritualidad, el SER interior, el cual es el único medio para establecer conexión con la fuente de todo lo que es.

Es en la práctica disciplinada donde comienzas a encontrar respuestas.

Y una vez que las hallas, entonces, acceder a tu SER interior se convierte en un camino menos complicado. Uno en el que los egos ceden espacio a la intuición y su consecuente conexión con Dios, donde la claridad prevalece sobre las sombras de las dudas y el miedo.

Valga decir que son precisamente estas las que nos alejan de la verdadera realidad.

La realidad real, esa que no podemos ver porque nuestra mente y nuestros egos, nos mantienen en estados de emocionalidad alterada. En ese vaivén de preocupaciones, culpas y miedos que se suavizan de cuando en cuando con alegrías efímeras que contribuyen a nuestra permanencia lejos de Dios.

La claridad está en el momento presente.

Es tiempo de apartar las dudas para poder disiparlas. Estas las apartamos investigando sobre esos temas que, bien sentimos que conocemos o por el contrario, nos aburren a muerte. En ambos casos, es la arrogancia de nuestros egos lo que nos mantiene alejados del saber y consecuentemente de nuestra espiritualidad.

La invitación de hoy: Sabe que no hay dudas, solo miedo a saber, a salir del área de confort que nos generan las creencias. Sal de allí que no queda mucho tiempo.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

QAnon

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s