Hoy me ocupo.

Hoy me ocupo
Sé como el fuego y transmite luz y calor mientras estés, siempre en el presente.

Estar en el presente es mucho más complicado de lo que pensamos. Si, la mayoría piensa que vive en el presente, pero en realidad, solo existe en el presente, vive entre el pasado y el futuro. Entre recordando lo que fue, imaginando lo que pudo ser o soñando en lo que será, bajo el pretexto de mantener la “esperanza”, un concepto que, visto desde una perspectiva diferente, parece más un encantamiento que una opción de bienestar.

Los espejismos nos persiguen de manera descontrolada y eso es algo que nos sucede sin que nos demos cuenta.

Es porque vivimos en piloto automático, atados a pensamientos que nos llevan al juicio y de allí a la emocionalidad alterada. Un proceso que pasa desapercibido, incluso cuando experimentamos episodios emocionales descontrolados y muchas veces sobre dimensionados. Pasamos inadvertidamente de una ilusión a otra.

Nuestra mente actúa bajo creencias, muchas de ellas limitantes.

Son estas creencias las que nos llevan a emitir los juicios que alteran nuestra realidad. Establecemos comparaciones con los patrones establecidos, bien sean aprendidos en nuestra infancia o grabados por experiencias adversas. Es así como una flor termina siendo bella, solo si cumple los parámetros que creemos son los correctos para ese atributo (la belleza), lo que al final, termina siendo un juicio de valor sobre un objeto, lo cual aplicamos a todo.

Si, si hay remedio a esta situación.

Hace poco en una amiga de este espacio, me comentaba que no entendía como muchos de sus compañeros, incluso algunos estudiantes de sus cursos, no terminaban de darse cuenta que “tenían que recordar quienes son en realidad”, a lo cual le respondí que la verdad es que no todos están para recordar, de hecho, la gran mayoría no está para recordar, pero que sí, “todos estamos para despertar” y ese es el remedio. Despertar y dejar de vivir bajo el control del piloto automático.

Por favor no te disperses, no se trata de no planificar el futuro, se trata de no vivir enganchado en la ilusión de algo que no existe.

La invitación de hoy: Comprende que el futuro existirá de una manera que no podemos sospechar, por mucho que hagamos planes y tengamos Fe, el futuro existirá de la forma en que tenga que existir y esta será más que perfecta para todos los involucrados. Así que, solo por hoy, ocúpate del presente sin pensar en lo que fue o en lo que será.

Todo lo mejor para ti.-

Bilko Castro Arias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s