Contaminación.

Cuando nos cansamos del ruido externo debemos acudir a Dios a través del silencio. Allí está la verdadera paz.
Cuando nos cansamos del ruido externo debemos acudir a Dios a través del silencio. Allí está la verdadera paz.

La fe en lo que practico y estudio impulsa mi deseo de contribuir con la masa crítica, de llevar a cabo acciones que traigan iluminación a quienes la necesitan en cualquier aspecto de sus vidas, pero el entorno es voraz y pareciera que la cotidianidad me saca de centro al sumirme en el estrés de “tener que” buscar dinero para Sigue leyendo