Reconocimiento I.

Saber quien se es requiere de una observacion detallada y disciplinada.
Saber quien se es requiere de una observacion detallada y disciplinada.

Ya estuvimos conversando sobre la gratitud que luego de 21 días, pasó de ser un reto a un hábito en el que podemos mantener esta reconfortante actitud ante la vida. Ayer, luego de haber agradecido y seguir haciéndolo de manera consciente, avanzamos hacia el conocimiento del SER al hacernos la invitación de mirarnos desde una perspectiva más amorosa. El proceso Sigue leyendo

Anuncios

El proceso.

Dejar de repetir patrones de conducta nocivos, toma tiempo y práctica para fortalecernos y poder superar los miedos.
Dejar de repetir patrones de conducta nocivos, toma tiempo y práctica para fortalecernos y poder superar los miedos.

Los procesos personales no son tan complejos como parecen. Si bien representan retos aparentemente insalvables la mayoría de las veces, no todos lo son, de hecho, la mayoría son agrandados por nuestras emociones y la más común es el miedo. Dudas; incertidumbres; debilidad, entre otras, son las que nos invaden cada vez que el miedo, en sus múltiples disfraces aparece.

Pero en resumidas Sigue leyendo

Explosión.

No cabe ninguna duda de que somos seres emocionales, vivimos por y para sentirlas de la manera como sea posible, deseamos estar en contacto con nuestra emocionalidad, sin importar que esta nos lastime o peor aún, sea una emoción que nos lleve a la autodestrucción.

Tanto más complicado es cuando negamos esta realidad y nos empeñamos en reprimir esas expresiones que sentimos, que sabemos que son correctas así nos sean del todo positivas. La alegría y la rabia son las más comúnmente acumuladas, casi siempre nos empeñamos en suprimirlas por convencionalismos sociales, más comúnmente llamados “El Deber Ser”.

Nuestro cuerpo no soporta la energía emocional reprimida, y mucho menos cuando esta alcanza los niveles que sobrepasan nuestra propia capacidad de acumulación. Llega entonces el momento en el que explotamos, aparentemente sin sentido ni razón alguna y es cuando una pequeña rabieta se convierte en feroz Ira o unas risas reprimidas en Ironía hiriente. Esta explosión arrasa con todo, destruye cualquier cosa buena que hayamos construido hasta ese momento con el agravante de que una vez realizada la explosión, difícilmente podemos dar marcha atrás.

Las explosiones de emociones reprimidas, suelen causar un daño terrible en nuestro entorno y a nosotros mismos.

Dedicarnos a vivir va mucho más allá de la contemplación de nuestro entorno y de como hemos conversado en varias ocasiones, de orar y meditar. La invitación es a observarte con detenimiento y a darte cuenta de lo que sientes, pues allí es donde encontramos el verdadero origen de las lecciones de la vida.

Todo lo mejor para ti.-