Parálisis.

El discípulo con miedo a fallar, pregunta a su maestro quien, cariñosamente le anima a recordad la lección.
El discípulo con miedo a fallar, pregunta a su maestro quien, cariñosamente le anima a recordad la lección.

Sentados ante el abismo, justo antes de salir a enfrentar su gran reto, el discípulo le pregunta a su maestro – ¿Que si cuando llegue el momento, me paralizo? El maestro con una amable sonrisa luego de una breve pausa y de haberle extendido una mirada amorosa contesta – Solo recuerda no dejar de respirar.

Ante las crisis o “problemas” lo primero que solemos hacer es precisamente esto, dejamos de prestarle atención a nuestra respiración. A veces se nos corta el aliento y llegamos a desesperarnos, cayendo en las garras de la situación y envolviéndonos en la emocionalidad del evento. Cuando no somos conscientes de nuestra respiración, llega menos oxígeno a nuestro cuerpo, haciendo que las reacciones sean más lentas y que nuestros músculos se contraigan, generando tensión, evitando así que pensemos con claridad.

Tiempo después en el fragor del enfrentamiento, el reto cobraba tamaño y fuerza, el discípulo se debilitaba a cada obstáculo que aparecía, por momentos se sentía desfallecer, el aliento era insuficiente para mantenerle en pie y cayó de rodillas. En ese instante tuvo la visión de su amado maestro, por un segundo la claridad había llegado a su mente, los pensamientos de miedo habían cesado, el enemigo interno que lo mantenía de rodillas, parado junto a él no tuvo más remedio que contemplar como el alumno se erguía ante él. El discípulo había recordado las palabras de su maestro, recordó ser consciente de su respiración. Solo así la calma regresó.

Ante tus crisis ten presente:

Respirar es la única acción que si la dejamos de hacer pereceríamos en menos de 2 minutos. Foco en tu respiración.
Respirar es la única acción que si la dejamos de hacer pereceríamos en menos de 2 minutos. Foco en tu respiración.
  • Darte cuenta de que estás en una situación que requiere de toda tu atención, si no, el miedo se apoderará de ti.
  • El miedo se genera por lo que pensamos será el resultado de la situación. De las consecuencias de nuestras acciones. El miedo solo está en tu mente.
  • La única manera de alejar al miedo es centrando tu pensamiento y enfocándolo en la situación presente más que en las consecuencias de la misma.
  • La calma mental proviene del foco en la respiración, el pensamiento orientado a mantenerte alerta en lugar de distraído por el miedo.

La parálisis en situaciones de crisis proviene del exceso de análisis que genera la mente ausentándose del momento presente. Mantén el foco en tu respiración y así la situación parecerá menos conflictiva.

Todo lo mejor para ti.-

Anuncios

3 respuestas a “Parálisis.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s