Centrando II

Ubica tu momento y comienza a encontrar tu centro nuevamente.
Ubica tu momento y comienza a encontrar tu centro nuevamente.

Salir de un estado de conmoción emocional me genera alegría y un entusiasmo indescriptible, es el momento en que me conecto con la divinidad y le permito tomar el control, las emociones alteradas ceden paso a la presencia del alma que se encarga de reconducir los pasos que sentía haber perdido. Cuando ceden las emociones, siento la energía retornar a mi cuerpo y reanudar las actividades, con la actitud Sigue leyendo

Reconocer.

Cuanto te ves, ¿Te reconoces o te juzgas? ¿Te aprecias o te reprochas?
Cuanto te ves, ¿Te reconoces o te juzgas? ¿Te aprecias o te reprochas?

Para reconocer en mí y en los demás, primero tuve que ganar consciencia de una verdad única, que en todo, hechos y personas, hay bondad y sentido. A pesar de seguir pensando que mi plan y mi juicio mental es mejor que el de Dios, él siempre tiene la bondad de mostrarme, más temprano Sigue leyendo

Ver lo que no se ve.

Cuando estamos conscientes de nuestro momento presente, somos capaces de muchas cosas, entre ellas, ver las conexiones entre los eventos, esas que mayormente no comprendemos y entonces, solo cuando las podemos ver, se calma la angustia por desconocer el resultado trayendo certeza a nuestras vidas.

Ahora bien, lo complicado no es ver las conexiones, es estar en el momento presente. Tan complicado es que hasta pensamos que eso de vivir en el ahora es una fantasía vivida únicamente por lo grandes gurúes de la espiritualidad mundial, incluso por algunos escritores que dicen haberla experimentado. Nuestros egos encargados de crear situaciones, también nos ayudan Sigue leyendo