Repasando, otra vez.

Bien, ya vimos la segunda entrega que completa la información que nos brinda el centro de estudios Kardem respecto de este tema tan abstracto como lo es el EGO. Complejo y difícil, no solo de ver, sino de aceptar, mucho más de internalizar como una realidad.

Más allá de la creencia religiosa que profeses, el ego siempre ha estado acompañándonos. Para cada quien la experiencia es única e irrepetible, pues porque así es la individualidad de las vidas, sin embargo, la base es la misma para todos. Hay lecciones por aprender y los maestros, a pesar de no ser los mismos, tienen las mismas funciones y son las que describimos en los post relacionados con los egos.

Tabla de Egos CompletaEste repaso deja tarea la cual pasa a formar parte del trabajo espiritual de cada quien.

  • Identifica cual, según tú, es tu personalidad y determina el área de tu personalidad que no te gusta. Según la información suministrada, con que ego te identificas.
  • Identificarse con un ego no significa ser peyorativos con nosotros mismos, es un simple ejercicio de auto-conocimiento.
  • Todos los egos se manifiestan a lo largo de nuestras vidas dependiendo de los estímulos del medio, pero siempre hay 2 o 3 dominantes, esos que te hacen decir “Es que yo soy Así”.
  • Luego de identificarlo(s) y darte cuenta de cómo se han manifestado positiva y negativamente, cuéntanos en este espacio, como te sientes.

Más adelante compartiremos información sobre cómo podemos minimizar la influencia de los egos, por lo pronto la primera acción que debes tomar es: Aliméntate mejor, evita los excesos y complementa las deficiencias, así los estados alterados de los egos irán disminuyendo.

Todo lo mejor para ti.

Anuncios

10 thoughts on “Repasando, otra vez.

  1. […] En los post relativos al ego, comentábamos sobre algunos alimentos que influyen en su alteración, bien sea porque los ingerimos en exceso o por la ausencia de estos en nuestras dietas diarias, repasa y ve operando los cambios que sientas necesarios. Por último está el sedentarismo, no activar nuestro cuerpo es más que suficiente para la acumulación de energías y toxinas dentro del cuerpo que vemos y el que no. Que no puedes correr, que te sientes viejo. Solo recuerda que cualquier excusa va a comenzar con “Es que… Tal cosa” así que escúchate. ¿No puedes correr? Practica Yoga, ¿Qué no eres flexible? Has taichí, ¿Que no me gusta? Busca la manera. […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s