Propósito de vida y Valores.

Algunos ejemplos.
Algunos ejemplos.

Estos dos aspectos del desarrollo personal están íntimamente ligados con la misión y visión de cada quien. En mi experiencia personal no hubo un orden específico, es decir, estuve trabajando en los cuatro al mismo tiempo y generando las bases que me permitirían transformar mi realidad con dirección y alineación. El propósito de vida le da fortaleza a la Misión, lo que irremediablemente fortalece la Visión. Si a esto le sumo los valores, que vendrían a ser Sigue leyendo

Anuncios

La verdad.

Eres unic@.
Eres unic@.

Nadie tiene la verdad absoluta en sus manos y es simplemente porque no la conocemos, muchas veces nos negamos a aceptarla. Algunas veces, dependiendo de nuestro temperamento, ni siquiera le damos oportunidad de ser o dejarse ver. Pero hoy la verdad quede Sigue leyendo

Buenas noticias.

Vivir en el ego es permanecer atrapados en el mundo emocional del dolor y el sufrimiento.
Vivir en el ego es permanecer atrapados en el mundo emocional del dolor y el sufrimiento.

Cuando alguien está en una situación que a la vista puede considerarse sumamente incómoda o si uno se está o se siente muy en el fondo en comparación con los estándares “normales” de vida, llega un momento en el que hay solo dos caminos posibles. Enfrentar el reto de cambiar o continuar en el círculo vicioso de vivir en el mundo del Sigue leyendo

Tiempo de escuela.

¿Te imaginas como sería el mundo si viviéramos y pensáramos como cuando estábamos en el cole? Un tiempo donde aprendimos jugando y los amigos eran para siempre, cuando las rabietas duraban hasta el siguiente recreo o a lo máximo hasta el próximo día.

Ser como niños es vivir en una aventura donde la vida no es más que un lugar para aprender.

¿Qué es eso que ocurre en el camino que nos lleva, en algunos casos a ser desconfiados, rencorosos, agresivos, etc…? Nuestros egos son maestros que crecen con nosotros y van generando conductas, que  son lecciones a un nivel poco explícito y en ocasiones  ocurre que se exacerban convirtiéndonos en esclavos de emociones y situaciones difícilmente identificables hasta que las hemos repetido al menos 3 o 4 a veces 5, bueno, muchas veces.

Vivir en tiempos de escuela no significa que nos comportemos literalmente como niñ@s, pero si que vivamos la filosofía que nos formó, aprender jugando, sorprendernos de todo, pues todo incluso levantarnos por las mañanas es digno de sorpresa, aprender de todo y de todos, curiosear, ser espontáneos y divertirnos con cosas sencillas. Ya los evangelios comentan la palabra de Jesús: Dejen que los niños venga a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos (Evangelio según Marcos 10,14).

Todo lo mejor para ti.-