Silencio.

Cuando estas solo, bien sea en el auto o en casa, ¿enciendes algún artefacto eléctrico, La radio, el televisor o algún reproductor de música? Muy probablemente la respuesta sea afirmativa y le seguiría un argumento parecido a: “… Es que así me siento acompañad@…” O “… Para poner algo de alegría…”

Pero es que acaso ¿no siempre estamos en compañía de Dios o en su defecto de nuestro ángel de la guarda? ¿Y qué de aquello que la alegría esta por dentro? Entonces ¿hacerte compañía con los ruidos externos no te distraería de una buena conversación con aquel que tiene todas las respuestas? El mismo Dios ¿Y qué hay de la alegría, La buscas afuera porque estas triste y no te has dado cuenta?

Hacer silencio afuera, nos lleva a sumergirnos en nuestra mente, con el único fin de hacer silencio interior.
Hacer silencio afuera, nos lleva a sumergirnos en nuestra mente, con el único fin de hacer silencio interior.

Encendemos el televisor o la radio para escapar de Sigue leyendo