De las etapas a superar – Práctica.

Etapas a superar - Practica
Por más que hayamos estudiado sobre alguna materias, siempre es menester practiar antes de actuar

Cuando aprendemos algo, el primer impulso que sentimos es el de compartirlo inmediatamente con quienes nos rodean, especialmente si la nueva lección la hemos internalizado a tal punto que, comenzamos a incluir nuevos hábitos y conductas que a la vista de quienes nos rodean, especialmente a los más cercanos, parecen extrañas, sobre todo si Sigue leyendo

Volver al presente.

volver al presente
Aprende a focalizar tu mente en una única cosa. Tu respiración.

Si no has sabido como utilizar tu máquina del tiempo para regresar al único momento que es importante, entonces, es menester que repasemos sobre las herramientas que comenté la semana pasada. Entre ellas Sigue leyendo

Practica paciencia.

La paciencia no es algo que podamos pedir empaquetado. Hay que desarrollarla.
La paciencia no es algo que podamos pedir empaquetado. Hay que desarrollarla.

Hace un par de días te invité a practicar paciencia. Vaya que es una de esas virtudes que por mucho que tengamos pareciera nunca ser suficiente. Seguro que has tenido al menos un día en el que habrás pronunciado palabras como: “Señor dame paciencia”. Causa Sigue leyendo

De paciencia.

La meditación y la oración  ayudan a mejorar la paciencia porque calman nuestra mente y así a los egos.
La meditación y la oración ayudan a mejorar la paciencia porque calman nuestra mente y así a los egos.

La paciencia es una condición natural de todos, es decir, venimos con el programa pre-cargado en nuestros propios sistemas operativos. Ahora bien, además de este programa que nos permite tolerar a todos, incluso a nosotros mismos, en el camino se van formando agentes encargados de fortalecer el sistema de la paciencia, se llaman EGOS.

Es complicado Sigue leyendo

Silencio.

Cuando estas solo, bien sea en el auto o en casa, ¿enciendes algún artefacto eléctrico, La radio, el televisor o algún reproductor de música? Muy probablemente la respuesta sea afirmativa y le seguiría un argumento parecido a: “… Es que así me siento acompañad@…” O “… Para poner algo de alegría…”

Pero es que acaso ¿no siempre estamos en compañía de Dios o en su defecto de nuestro ángel de la guarda? ¿Y qué de aquello que la alegría esta por dentro? Entonces ¿hacerte compañía con los ruidos externos no te distraería de una buena conversación con aquel que tiene todas las respuestas? El mismo Dios ¿Y qué hay de la alegría, La buscas afuera porque estas triste y no te has dado cuenta?

Hacer silencio afuera, nos lleva a sumergirnos en nuestra mente, con el único fin de hacer silencio interior.
Hacer silencio afuera, nos lleva a sumergirnos en nuestra mente, con el único fin de hacer silencio interior.

Encendemos el televisor o la radio para escapar de Sigue leyendo