¿La oscuridad y existe?

La oscuridad existe
Ilumina tu vida y aleja la oscuridad que puedas tener cerca.

Por supuesto que sí, es imposible que la oscuridad no se sienta atraída por la claridad con ánimos de opacarla, apagarla o por lo menos, estorbarle en su proceso de adquirir mayor brillantez. Esta ataca, estorba, promueve la baja vibración Sigue leyendo

Acción 9 – Presta atención.

Accion 9 prestate atencion
Mira tus sombras en otros, especialmente en quienes están más cercanos a ti.

Si, ciertamente el mundo es un reflejo, aunque no necesariamente todo y es en este punto donde podemos hacer los cambios importantes. Verás, normalmente prestamos apreciamos las cosas que más se nos parecen, atraemos parejas que tienen gustos o maneras similares de hacer las cosas, pero también atraemos personas que nos incomodas y Sigue leyendo

Removiendo emociones.

Removiendo emociones
Mientras más temprano mire e identifique mis sombras, menos me afectarán las acciones de otros.

Hay situaciones y algunas pocas personas que tienen la capacidad de tocar sensibilidades que muchas veces no se que tengo. Seguro que a ti también ocurre con algún hermano/a (estos son los más frecuentes), amigo Sigue leyendo

Sombras y secretos

Enfrentar mi oscuridad es la única manera de traer luz a mi interior y al mundo que me rodea.

Tanto mis sombras como mis más profundos secretos aparecen cuando el silencio se presenta en escena, como, por ejemplo, cuando el radio del carro se apaga por alguna razón y quedo atrapado en el habitáculo de auto, afortunadamente con aire acondicionado, y las voces internas comienzan a tomar protagonismo o cuando necesito algo de ruido para “concentrarme”. Nada de esto es cierto, solo necesito Sigue leyendo

Las pistas de la intuición.

Seguir las pistas es sencillo, si prestas atención.

Ya había dicho que hacer silencio de pensamiento y palabra, son las principales acciones para poder atender la presencia de la intuición en nuestras vidas, también que Dios siempre está hablándonos, pero de manera tan queda que el ruido externo al que nos sometemos, nos impide prestarle la menor atención. Entonces, ¿Cuáles son esas pistas que Dios nos da? ¿Cómo me entero de ellas y más Sigue leyendo