Toca fluir.

Toca fluir
Solo seras capaz de fluir en armonía, cuando logres dejar la emocionalidad y canalizar tus pensamientos.

Es lo que corresponde luego de estar en el presente. Pero debo reconocer que eso de fluir cuando la emocionalidad está presente es muy complicado. Está nos hace justificar el sufrimiento como algo normal (ojo y es normal bajo ese esquema), haciéndonos ser Sigue leyendo

Volver al presente.

volver al presente
Aprende a focalizar tu mente en una única cosa. Tu respiración.

Si no has sabido como utilizar tu máquina del tiempo para regresar al único momento que es importante, entonces, es menester que repasemos sobre las herramientas que comenté la semana pasada. Entre ellas Sigue leyendo

Viaje en el tiempo.

Viaje en el tiempo
Tienes la máquina, solo ajusta los controles y regresa al presente… Ya!!!

El único viaje en el tiempo que he hecho en mi vida, es el de recoger mis pensamientos del pasado y del futuro, para traerlos hasta el presente. Regresar del pasado, significó una descarga emocional importante, ya que me Sigue leyendo

Sube y baja de emociones.

Sube y baja emocional
No hay dudas, de todas todas, siempre es el ego el que te mantiene enganchado al sufrimiento.

Es complicado darse cuenta cuando estamos en una montaña rusa emocional, el ego suele justificar con sendos argumentos, las razones por las cuales debemos mantener en la memoria, esa relación que terminó, o el trabajo que tantas amarguras nos trajo, incluso aquellas acciones de las cuales nos Sigue leyendo

La tranquilidad del plan.

la tranquilidad del plan
Un plan sin controles, no es más que un documento sin sentido.

Es al Mariscal de Campo Helmuth Carl Bernard von Moltke (apodado El Viejo) a quien se le atribuye la frase “Ningún Plan, por bueno que sea, resiste su primer contacto con el enemigo, con la realidad.” Pero ¿Significa que no debo hacer ningún plan? La verdad está muy lejos de esto. Lo cierto es que nuestros planes normalmente Sigue leyendo

Es hora de avanzar.

Es hora de avanzar
El tiempo vuela, así que no lo desperdicies.

Ya a esta altura he revisado mis principios rectores (Valores, principios de acción y lo más importante, mi propósito de vida), los he colocado en un lugar donde puedo apreciarlos con frecuencia, a saber, en mi agenda. También he iniciado el año con actividad remunerada, es decir, con Sigue leyendo