La trampa.

Los egos harán lo posible para hacerte creer que no puedes.
Los egos harán lo posible para hacerte creer que no puedes.

Los egos harán lo posible por alejarme de lo que deseo y según ellos, puede hacerme daño, especialmente cuando lo que persigo requiere que deje mi área de confort. Cuando permito que mis egos se acomoden, entonces se me hace complicado hacer movimientos diferentes, que en consecuencia me darían resultados diferentes, es decir los resultados Sigue leyendo

Renuncia.

Renuncia a tu personalidad y encontraras tu verdadero SER.
Renuncia a tu personalidad y encontraras tu verdadero SER.

Otro aspecto importante a la hora de conocerme al punto de saber cuáles son mis talentos y la mejor manera de usarlos para el servicio, es la renuncia que hice. Dejar de ser quien creía ser, para comenzar a SER uno con la divinidad. En principio, el concepto de conexión con la divinidad me pareció  algo abstracto, pero lo comprendí mejor Sigue leyendo

Superación.

Los obstáculos representan una prueba a nuestra capacidad creativa.
Los obstáculos representan una prueba a nuestra capacidad creativa.

Cada obstáculo del camino, cada situación que se aparece en nuestras vidas como un conflicto, es sin lugar a dudas una oportunidad. Que es muy complicado de ver y comprender, si y eso es indiscutible, si y solo sí lo vemos desde la perspectiva emocional, desde el dolor o la tristeza que esta nos ocasiona. Al  salir de Sigue leyendo

Ruido mental.

Vivimos en un mundo que lleno de ruidos que complican el enfoque de nuestras ideas.
Vivimos en un mundo que lleno de ruidos que complican el enfoque de nuestras ideas.

Nuestra mente es un órgano perfecto, sincronizado y armonizado, puede lograr cosas verdaderamente fantásticas y muchas veces increíbles. El poder de concentración y enfoque en un solo pensamiento o idea llevan a los seres humanos a maravillarse de estos alcances y del  potencial que se muestra a ratos, tan grande es a veces la sorpresa, que sentimos y pensamos que Sigue leyendo

Obediencia

Cada vez es más fácil romper las cadenas del ego que nos mantienen atados a la razón.
Cada vez es más fácil romper las cadenas vencidas del ego que nos mantienen atados a la razón.

A la mayoría de nosotros se nos pasa la vida persiguiendo señuelos convencidos de que son la razón de nuestras vidas. Nos excusamos de tomar acciones que sabemos en nuestro corazón que son lo mejor para nosotros, con el argumento de: “Es que yo soy así…” o  el de que estamos protegiendo a otros del sufrimiento, entonces, nos hacemos víctimas por cuidar a los demás sin darnos cuenta de que todo estará bien si y solo si, nosotros estamos bien.

No es un secreto el hecho de que, si buscamos razones para hacer dejar de hacer algo, las vamos a encontrar, incluso hallaremos apoyo en otros que por sus razones, impulsarán el que entremos en obediencia a nuestra intelecto, al mundo de nuestro EGO, donde el conflicto personal siempre está a la ord Sigue leyendo