Tener la razón.

¿Prefieres tener la razón o divertirte aprendiendo?

Sé que el ego está en control cuando me empeño en tener la razón, incluso cuando la tengo. Estas discusiones normalmente se transforman en enfrentamientos de posiciones en los que ambas partes terminamos por perder algo, así hayamos “ganado” la discusión. Habiendo recorrido un trecho importante hasta este punto, he Sigue leyendo

Anuncios

Enfrentando al gigante.

La resistencia al cambio, causa dolor e incomodidad, tanto emocional como física.
La resistencia al cambio, causa dolor e incomodidad, tanto emocional como física.

Luego de mirar mis creencias y comprender que no son verdades absolutas, que además de ellas, existen infinitas posibilidades de acción, me correspondió enfrentar al gigante más terrible de todos, uno que existe en cada persona con diferentes mascaras y colores, el miedo al cambio, a dejar de vivir en el estatus permanente y comenzar Sigue leyendo

Saber.

El único título que necesitas es el del Auto-Conocimiento.
El único título que necesitas es el del Auto-Conocimiento.

Mientras mayor conocimiento tengo de mi, mayores son retos emocionales que debo enfrentar. Pero el tamaño del reto no tiene que ver con lo complicado que sea superarlo, sino con la resistencia que opongo a entender que, 1. Soy responsable de lo que está sucediendo y 2. Tengo, aunque no quiera Sigue leyendo

Entre dos mundos.

No es necesario enfrentar las realidades, pues son complementarias.
No es necesario enfrentar las realidades, pues son complementarias.

La vida avanza muy rápido, tanto que se pasa el tiempo y muchas veces no somos conscientes de ello. Algunos pecamos de falta de organización y planificación, otros por el contrario, son extremadamente organizado y planificados, al punto de querer controlar los resultados Sigue leyendo

Conociéndome.

Cuando alguien está en una situación que a la vista de cualquier, puede considerarse sumamente incómoda o muy en el fondo, es en ese momento en el que hay solo dos caminos posibles. Enfrentar el reto de cambiar o continuar viviendo en el mundo del dolor y el sufrimiento.

Tus egos te hacen creer que eres como eres. Conocerte a ti mismo es dar espacio a Dios dentro de ti.
Tus egos te hacen creer que eres como eres. Conocerte a ti mismo es dar espacio a Dios dentro de ti.

Digamos que decidimos enfrentar el reto de cambiar, los egos comienzan a alterarse, generan miedo, incertidumbre, espacios de duda absoluta sobre nosotros mismos, sobre si la decisión de cambiar ese trabajo que no nos gusta, dejar una relación nociva, mudarse de país, entre otras, son las correctas. Esa es su función, generar situaciones de conflicto, pero ¿Cómo ganarles?

Es complicado, pero no imposible. Ganarle la batalla a los egos es cuestión de identificarlos y verlos sin rencor, apreciarlos y agradecerles el que nos quieran cuidar, pues eso es lo que hacen, darles gracias por habernos llevado hasta ese punto, ya que de no haber llegado hasta allí (el fondo) no habríamos podido darnos cuenta de que necesitábamos cambiar. Todo esto ayuda a calmar las emociones, pero no es suficiente, enfrentar a nuestros egos significa enfrentarnos con una vida entera de aprendizajes que tal vez no sean del todo ciertos, implica explorar nuevas opciones y mirar de frente la resistencia, natural en tiempos de cambio. Intenta mirar tu vida como un espectador, aprecia el cambio, intenta ver lo positivo en la adversidad y así podrás tener alguna oportunidad frente a los egos, caso contrario, ellos vencerán y te llevarán sin darte cuenta a los mismos escenarios.

Todo lo mejor para ti.-