¿Que sigue? II  

Corresponde iniciar el camino sin juicio y con paciencia.
Corresponde iniciar el camino sin juicio y con paciencia.

Luego que detecto lo que me afecta, bien sea que tuve un momento de iluminación o que alguien cercano me apoyó a darme cuenta, comienzo la tarea de observarme en detenimiento. Las primeras veces me doy cuenta luego de mi reacción y me lamento por no haberla contenido, es en este punto cuando tuve la oportunidad de apreciar al detonante. Ya identificado, la siguiente vez, Sigue leyendo

El peso del pasado.

Reaccionamos según nuestra referencia emocional en base a las experiencias vividas.
Reaccionamos según nuestra referencia emocional en base a las experiencias vividas.

He escuchado decir que: “es difícil saber hacia dónde se va cuando no se sabe de dónde se viene”. Esto me hace pensar en que, si la frase es cierta, puede que me encuentre repitiendo historias parecidas importadas desde mi pasado, lo que me coloca en una situación de víctima destinado a vivir de la misma manera y no aprender las lecciones. Pero no es algo para alarmarse, de alguna manera es normal que deba mirar las lecciones más Sigue leyendo

Lo nuevo, los cambios II

Lo desconocido es un misterio siempre que no tengamos FE en que todo lo que ocurre será para nuestro mayor bien.

La historia de ayer es una muy similar a la que vivimos todos los días, claro, esta es una inferencia a lo que pudieran pensar 2 hermanos en el vientre de una madre, pero es que acaso ¿No somos todos hermanos en el vientre de la madre tierra preguntándonos si hay Sigue leyendo

Que sea como quiero.

Absolutamente todo lo que hay en nuestras vidas es como un escenario. Todo tiene un para que.
Absolutamente todo lo que hay en nuestras vidas es como un escenario. Todo tiene un para que.

Al tomar consciencia de nuestros escenarios, incluso los actores y sus personajes, estamos asumiendo las riendas de nuestras vidas y por ende tomar los derroteros que deseemos. Se trata de tener el Sigue leyendo

Conociéndome.

Cuando alguien está en una situación que a la vista de cualquier, puede considerarse sumamente incómoda o muy en el fondo, es en ese momento en el que hay solo dos caminos posibles. Enfrentar el reto de cambiar o continuar viviendo en el mundo del dolor y el sufrimiento.

Tus egos te hacen creer que eres como eres. Conocerte a ti mismo es dar espacio a Dios dentro de ti.
Tus egos te hacen creer que eres como eres. Conocerte a ti mismo es dar espacio a Dios dentro de ti.

Digamos que decidimos enfrentar el reto de cambiar, los egos comienzan a alterarse, generan miedo, incertidumbre, espacios de duda absoluta sobre nosotros mismos, sobre si la decisión de cambiar ese trabajo que no nos gusta, dejar una relación nociva, mudarse de país, entre otras, son las correctas. Esa es su función, generar situaciones de conflicto, pero ¿Cómo ganarles?

Es complicado, pero no imposible. Ganarle la batalla a los egos es cuestión de identificarlos y verlos sin rencor, apreciarlos y agradecerles el que nos quieran cuidar, pues eso es lo que hacen, darles gracias por habernos llevado hasta ese punto, ya que de no haber llegado hasta allí (el fondo) no habríamos podido darnos cuenta de que necesitábamos cambiar. Todo esto ayuda a calmar las emociones, pero no es suficiente, enfrentar a nuestros egos significa enfrentarnos con una vida entera de aprendizajes que tal vez no sean del todo ciertos, implica explorar nuevas opciones y mirar de frente la resistencia, natural en tiempos de cambio. Intenta mirar tu vida como un espectador, aprecia el cambio, intenta ver lo positivo en la adversidad y así podrás tener alguna oportunidad frente a los egos, caso contrario, ellos vencerán y te llevarán sin darte cuenta a los mismos escenarios.

Todo lo mejor para ti.-